Casos de éxito | Noticias  

Intel desarrolla un sistema de automatización de fábricas de última generación

El gigante tecnológico demuestra cómo big data y la Internet de las cosas pueden ahorrar a los fabricantes millones de dólares usando una solución de automatización construida sobre una plataforma de infraestructura compartida PowerEdge VRTX basada en servidores blade Dell PowerEdge.
Intel_fabricacion
Hilda Gómez

La fabricación se está haciendo cada vez más automatizada, lo que genera grandes volúmenes de datos. En un entorno de negocios altamente competitivo estos datos son muy valiosos, al ayudar a las empresas a evitar costosas averías en los procesos de producción y a maximizar la calidad de sus productos. Pero hasta ahora, las organizaciones han carecido de las herramientas para extraer todo el valor de la información disponible, lo que limita su capacidad para lograr un mayor rendimiento.
Intel quería desarrollar un sistema de automatización de fábricas de última generación para ofrecer a los fabricantes la posibilidad de aumentar el rendimiento de la fábrica. La solución incluye capacidades de Internet de las Cosas, para recopilar datos de dispositivos clave en la fábrica, que estarían conectados. Es más, el sistema de automatización combinaría una plataforma cloud y de análisis de datos para dar información casi en tiempo real para la toma de decisiones.
La compañía optó por asociarse con Dell y seleccionó la plataforma de infraestructura compartida Dell PowerEdge VRTX para implementar la nube privada para el análisis de datos. La plataforma cuenta con dos nodos de servidor blade Dell PowerEdge M820 con la familia de procesadores Intel Xeon E5-4600, ambos compatibles con Red Hat Enterprise Linux y con 900 GB de almacenamiento disponible a través de múltiples unidades SAS.
Intel quería una solución que soportase el análisis de grandes datos, proporcionase un alto rendimiento y la capacidad de escalar cientos de gigabytes. La División encontró que la plataforma Dell PowerEdge VRTX con procesadores Intel Xeon cumplía con todos los requisitos dentro de un solo chasis. La plataforma tiene un tamaño reducido, lo que le permite situarse en un entorno de oficina y funcionar con una fuente de alimentación estándar.
La compañía puso a prueba la solución en su sede de Penang en Malasia, que es una de sus instalaciones de montaje centrada en el diseño de chips. El ensayo mostró que la solución de automatización de fabricación ayudó a las líneas de producción funcionar durante períodos de tiempo más largos y los tiempos de mantenimiento se redujeron a la mitad. El ejercicio también mostró que la solución era capaz de predecir hasta un 90% de los fallos más rápido que la tecnología de monitorización tradicional.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información