Casos de éxito | Noticias  

La Royal Opera House actualiza su infraestructura de TI ayudada por Dell

En el transcurso de un año, la institución renovó toda su infraestructura tecnológica, incluyendo sistemas de almacenamiento, servidores, ordenadores de sobremesa, portátiles, tablets, redes y equipos de seguridad, un proyecto en el que Dell se mostró como un socio estratégico clave.
Hilda Gómez

Considerada como una de las mayores organizaciones de arte que existen, la Royal Opera House de Londres tiene claro su objetivo, que es enriquecer la vida de las personas a través de la ópera y el ballet. La organización se esfuerza por ser un líder en todo lo que hace y la tecnología no es una excepción, ya que, como explica Jason Oliver, jefe de operaciones de tecnología en la Royal Opera House, "las TI sustentan todas nuestras operaciones. Desde producciones en el escenario a sistemas de soporte back-office, incluyendo marketing y finanzas, no hay parte de nuestro negocio que no dependa de la tecnología que utilizamos".

Royal Opera House LondresSin embargo, una infraestructura de TI obsoleta no permitía a la Royal Opera House predicar con el ejemplo. "Nuestros sistemas tenían hasta 15 años de antigüedad", afirma Oliver. "Estábamos utilizando Windows 2000 y 2003 en la sala de servidores, y Windows XP en nuestros equipos de sobremesa. La conectividad remota era limitada y nuestro sistema inalámbrico estaba anticuado. Además, teníamos 11 soluciones de negocio clave, incluyendo la venta de entradas y las finanzas, ejecutándose sobre sistemas obsoletos. Es muy difícil ser un líder  cuando no se dispone de las herramientas para ello".

La Royal Opera House decidió que era necesaria una actualización completa, que dotara a la organización de mayor flexibilidad y resiliencia, para lo que decidieron confiar en Dell. “Necesitábamos un socio estratégico que nos ayudara a crear una infraestructura integral”, comenta Jason Oliver. “Una vez que empezamos a sentar las bases, encontramos que Dell disponía de las soluciones que necesitábamos para equiparnos con una infraestructura moderna que nos permitiera sobresalir".

Inicialmente, la Royal Opera House hizo una licitación para migrar su centro de datos on-premise a un sitio alojado externamente. NEC, socio de Dell, la ganó y recomendó los sistemas de almacenamiento Dell EqualLogic y los servidores blade PowerEdge, los cuales permitieron a la institución construir un entorno virtual resistente a una caída del sistema, que permitiera reducir el tiempo de recuperación desde más de un día a sólo un par de minutos.

Una vez resuelto el centro de datos, la atención se centró en los equipos de sobremesa. “Estábamos teniendo algunos problemas con nuestros ordenadores de sobremesa, por lo que nos pusimos en contacto con Dell. Probamos algunas unidades y estuvimos muy contentos con los resultados”, señala Oliver. En el transcurso de 12 meses, la Opera House desplegó una variedad de equipos de sobremesa OptiPlex y portátiles Latitude. Junto a ello, se llevó a cabo la implantación de una solución de escritorio virtual (VDI), a fin de permitir a los empleados acceder a sus equipos desde cualquier parte, y se decidió utilizar thin clients Dell Wyse como terminales para parte de su señalización digital.

La Royal Opera House también quería incorporar tablets y había probado cuatro o cinco modelos. Un requisito fundamental era que los dispositivos tuvieran la capacidad de ejecutar aplicaciones de escritorio a diario. Dell sugirió probar el nuevo tablet Venue,  que se ofreció a los 13 directores de la institución. Según Oliver, "la prueba fue tan bien que el CEO estaba feliz de renunciar a los equipos de sobremesa por completo. Este fue un cambio masivo".

En lo que respecta a la red, la anterior era cara, no soportaba protocolos modernos y había sido construida hace más de 15 años. De nuevo, Dell ofreció una solución potente con sus switches, que fueron suministrados a través de su partner Circle IT. "Descubrimos que los switches N-Series de Dell funcionarían tan bien como el kit existente y nos proporcionarían Power over Ethernet (PoE), que era crucial para nuestro sistema de telefonía, así como para el cumplimiento de las directrices de salud y seguridad del Reino Unido. También nos dio la capacidad para operar una topología de malla que pudiera garantizar la cobertura, incluso si un punto de acceso fallase", asegura Jason Oliver.

En cuanto a la red inalámbrica, ésta está basada en puntos de acceso Dell Networking W-Series, mientras que la seguridad está garantizada mediante los firewalls autogestionados Dell SonicWALL NSA 5600.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información