Cloud | Noticias  

Alianzas hombre-máquina a través de IoT, IA y los coches conectados

La era digital ya no se divisa en el lejano horizonte; está a la vuelta de la esquina. La inmensa mayoría de las empresas pisa el acelerador de la digitalización en su recorrido hacia la transformación...
autopista
Redacción

…tomando las medidas oportunas que les permitan seguir en la brecha de la competitividad en un escenario permanentemente cambiante.

Las infraestructuras informáticas tradicionales sufren sobrecargas con los masivos volúmenes de datos, en tanto que muchos de los actuales entornos TI así como cloud, y de almacenamiento también ven comprometida su operatividad a la hora de operar con los despliegues de vehículos conectados que han de soportar en el mundo real.

En 2025, los vehículos conectados generarán un valor que ascenderá a los 150.000 millones de dólares, circularán cerca de 100 millones de vehículos conectados en el mundo, y las redes habrán de gestionar mensualmente alrededor de 100 petabytes de datos en la nube lo que equivale a unas 10.000 veces el volumen de información que se maneja en la actualidad.

En un plazo de tiempo de 5 a 10 años, los vehículos conectados necesitarán estar equipados con sistemas de acceso a internet mucho más rápidos, y emplearán IA y analítica de big data para realizar funciones de conducción inteligente. Los vehículos habrán de conectarse a nubes de centros de datos dedicados y a varias clouds públicas a través de dispositivos edge, y a redes de conectividad para facilitar la transferencia de grandes volúmenes de datos en tiempo real.

Evidentemente, la gestión de estos datos va a necesitar incrementar radicalmente la capacidad de automatización y mejorar muchas operaciones procedentes de los centros de datos, tanto para soportar el nivel de transferencia y seguridad que requieren los procesos de big data como las comunicaciones entre los vehículos en movimiento y cloud.

Dell Technologies ha detectado la oportunidad de avanzar en el espacio de la computación distribuida y edge dentro del segmento emergente de los coches conectados y de conducción autónoma. Es por ello que la organización se ha unido a Automotive Edge Computing Consortium (AECC) con la finalidad de apoyar la misión del consorcio que implica avanzar en la evolución de arquitecturas de conectividad e infraestructuras TI que hagan más inteligentes y eficientes las tecnologías que gestionan el big data de los sistemas de automoción.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios