Cloud | Noticias  

Evaluación y predisposición: dos ingredientes imprescindibles para abordar con éxito la nube

Mientras que un buen número de organizaciones se pisan los talones para ver quien llega más lejos en la capitalización de las oportunidades que les han proporcionado los procesos de 'cloud computing'...
Tech_data_TDCloud_cloud
Redacción

… otras tantas parecen fracasar a la hora de determinar si están preparadas, o no, para afrontar la transición más importante que va a tener lugar en su infraestructura TI.

Cometer el error de tirarse a la piscina de cloud a ciegas implica que los negocios que así llevan a cabo su estrategia cloud afronten obstáculos imprevistos que podrían poner en riesgo y ralentizar el proceso de migración o, peor que eso, detenerlo.

Para evitar que esto suceda, las empresas deben emplear un tiempo a reflexionar acerca de diversos aspectos, y tener siempre en mente su último objetivo corporativo  a lograr como parte de su desplazamiento hacia cloud. Algunas empresas podían estar pensando en realizar una migración total de sus sistemas, mientras que otra parte de las organizaciones simplemente querrá adoptar una mentalidad “cloud first” entre su plantilla, antes de dar el primer paso.

Una vez superada la primera etapa con un proceso de mentalización hacia la nube, la compañía puede llevar a cabo una ‘valoración de la disposición hacia cloud’, que implica tener en cuenta factores relacionados con los objetivos a los que aspira la empresa, y desde aquí ir recorriendo el camino a la inversa con la finalidad de determinar el plan de acción ideal.

El planteamiento hacia cloud ha de tener en cuenta los cambios que aportarán mejoras como parte del desplazamiento hacia la nube, y el impacto que está previsto que tenga el cambio en todas las áreas del negocio. El resultado final determinará si una empresa está verdaderamente preparada para empezar su viaje hacia cloud.

La valoración de la disposición hacia cloud de una empresa dependerá siempre de tres ingredientes indispensables: la tecnología, las personas y el proceso. Además de conjugar acertadamente estos tres factores, toda compañía que esté pensando en migrar a cloud tendrá que trabajar muy estrechamente con su proveedor tecnológico. Asimismo, un recorrido hacia cloud fundamentado en distintas etapas suavizará el proceso de tránsito, y las empresas podrán sacar el máximo partido a sus soluciones basadas en la nube, superando con facilidad  los obstáculos inesperados que podrían aparecer por el camino.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información