Cloud | Noticias  

Las implicaciones de la digitalización global

Se habla constantemente de globalización, y sus efectos ahí están. Hoy es posible pasear por el suburbio más apartado de Tokio o por Oxford 'street' en Londres, y encontrar un McDonalds en el que sea posible escoger el mismo menú.
Europa
Redacción

La mayoría de nosotros albergamos en nuestra mente una idea instintiva de lo que significa la globalización. Sin embargo, la globalización digital es otra cosa totalmente distinta: hace referencia al fluido de datos e información que circula a nivel mundial.

En la globalización digital, lo que menos importa es la ubicación desde donde se produce esta información. Bien podemos estar generando datos desde ese mismo McDonalds perdido en algún lugar recóndito de Tokio, o bien contemplando la pantalla del smarphone mientras degustamos el mismo menú (al de nuestro interlocutor de Tokio) en uno de los muchos famosos locales de fast food de la misma marca en la calle Oxford de  la capital británica.

Un estudio realizado por la consultora McKinsey, pone en evidencia que, mientras que el intercambio de productos y servicios no ha crecido en el mundo al ritmo que solía hacerlo años atrás, la digitalización global está entrando en una nueva fase de crecimiento sin precedentes en términos de caudales de información y datos.

Pese a que el fenómeno de la digitalización global no tiene más de 15 años de existencia, a día de hoy McKinsey reconoce que su impacto en el PIB es ya más representativo que el comercio o la producción de bienes, y señala también que el ancho de banda ha crecido en torno a 45 veces desde 2005.

Los datos que mueve la digitalización global son vídeos (sólo hay que imaginar la facilidad de presenciar un streaming sobre una operación que se realiza en un barrio de Tokio, desde un dispositivo de movilidad en el metro de Londres o Madrid), en tanto que otras formas de información digital incluyen búsquedas, comunicación, transacciones y tráfico de información empresarial.

La larga cola de Chris Anderson

El editor de la revista Wired, Chris Anderson, acuñó el término “cola larga” para afirmar que en la era digital, la apertura de una audiencia digital global puede hacer viable para muchas organizaciones especializarse en un nicho; una posibilidad del todo impracticable en la era pre-digital.

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información