Cloud | Noticias  

Los drones de Intel en la conservación de la Gran Muralla China

Con sus drones innovadores, Intel está revolucionando la conservación de la estructura creada por el hombre más antigua que existe en el mundo para el disfrute de las generaciones venideras.
dron Intel
Redacción

Ya está en marcha la alianza que Intel ha establecido con la Fundación China para la Conservación del Patrimonio Cultural (China Foundation for Cultural Heritage Conservation, CFCHC)  para proteger y conservar la sección de Jiankou en la Gran Muralla China.

Los expertos de LIESMARS de la Universidad de Wuhan se han incorporado al proyecto y utilizan para ello las tecnologías de Intel para conservar la Muralla de una forma más eficiente y segura en comparación a los métodos utilizados anteriormente.

Este es el siguiente paso del compromiso recientemente anunciado por Intel para revisar y conservar la sección de Jiankou en la Gran Muralla.  Con el uso de tecnologías avanzadas, Intel proporciona  a los expertos para la conservación del patrimonio nuevas herramientas para proteger la historia y para conservar una de las maravillas arquitectónicas que existen en el mundo.

Un dron Intel Falcon 8+ se está utilizando para llevar una inspección aérea y un estudio de la sección de Jiankou, tomando decenas de miles de imágenes en alta resolución en zonas de difícil acceso o peligrosas para un ser humano.

Estas imágenes se incorporan a un modelo 3D para ofrecer a los especialistas en conservación una réplica digital del estado actual de la Muralla.  Los estudios de la Muralla se han realizado tradicionalmente de forma manual, utilizando una cinta medidora o la inspección visual por parte de personas durante varias semanas.  El uso de las tecnologías de Intel permite realizar estas mismas inspecciones en tan solo tres días, generando unos datos más precisos para ayudar a los expertos en conservación la elaboración de un plan de reparaciones más informado y más efectivo.

Las tecnologías innovadoras de Intel proporcionan a la CFCHC unos mecanismos más seguros y eficientes para realizar estudios e inspecciones del patrimonio. Posteriormente, los equipos emplearán la potencia de las tecnologías de Intel basadas en inteligencia artificial con los contenidos capturados desde el aire para analizar los tipos de reparaciones necesarias  y para calcular el tiempo, el trabajo y los costes de los materiales necesarios para llevar a cabo los trabajos correspondientes.  Asimismo, la incorporación de expertos del LIESMARS de la Universidad de Wuhan ofrecerá apoyo especializado para el uso de nuevas tecnologías.

La sección de Jiankou en la Gran Muralla China se remonta a la dinastía Ming y, debido a sus más de 450 años de existencia, se ha visto afectada por la erosión natural y por la destrucción humana. Aunque las partes de la Muralla más populares para los turistas se han conservado y revisado con el tiempo, la sección de Jiankou (de más de 19 kilómetros)  es una de las que tienen una mayor pendiente y un acceso más difícil.  Debido a esto, este tramo no ha sido conservado adecuadamente durante cientos de años.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios