Cloud | Noticias  

Nube privada: elementos de infraestructura claves

La nube privada se ha convertido en una realidad en el ecosistema empresarial actual. Pese a que la tecnología cloud es completamente combinable con otro tipo de sistemas más tradicionales, el auge de este fenómeno ha obligado a muchas organizaciones a rediseñar un cambio de paradigma que permita aprovechar el potencial que ofrece esta tecnología.
empresas_cloud
Redacción

A medida que las organizaciones establecen un objetivo de construir servicios en la nube privada, la responsabilidad de los departamentos de TI aumenta exponencialmente. Son estos departamentos los que se deben encargar de planificar e implementar esta transición para conseguir sacar el máximo rendimiento.

Partiendo de la base de que cada organización empresarial tiene un entorno, unas necesidades, y unos objetivos únicos, se antoja muy complicado generalizar una infraestructura de servicios en la nube privada. Sin embargo, las capacidades esenciales de los servicios en la nube, capaces de facilitar la transición a TI, se rigen por una serie de elementos clave:

1. Almacenamiento virtualizado

El almacenamiento compartido es un factor clave de la movilidad de la carga de trabajo, ya que permite que varios servidores refieran a un objeto de almacenamiento común para que los ejecutables se puedan mover cuando sea necesario para el equilibrio de la carga, escalabilidad, ventanas de mantenimiento y ajuste.

No todo el almacenamiento compartido está verdaderamente vitualizado. Las plataformas de almacenamiento verdaderamente virtualizadas mapean bloques lógicos de almacenamiento a los dispositivos de almacenamiento físicos de una manera que permite el movimiento no disruptivo y en tiempo real de la ubicación física de los datos sin impactar en los ejecutables que acceden a los datos.

El almacenamiento de ajuste automatizado, clave en la nube privada, acelera y simplifica el rendimiento correcto sin un análisis detallado y conocimientos especializados, aliviando posibles  sobrecargas y liberando recursos, lo que redunda en un mejor rendimiento, reduciendo el exceso de aprovisionamiento.

2. Redes planas virtualizadas

Un centro de datos virtualizado puede proveer rápidamente máquinas virtuales (MV) para apoyar cargas de trabajo adicionales (en la red tradicional, el proceso es mucho más costoso). La redes planas, un elemento de infraestructura clave en la nube privada, permiten la automatización de tareas relacionadas con el diseño, la construcción y el seguimiento de las estructuras del centro de datos, lo que reduce el tiempo de implementación de estructuras hasta en un 86% en comparación con las configuraciones manuales.

La movilidad de la carga de trabajo tiene un profundo impacto en la red. Las arquitecturas de servicios en la nube privada están impulsando un cambio fundamental en el tráfico de red del tráfico de cliente a servidor (de norte a sur) al tráfico de servidor a otro servidor (de este a oeste).

3. Monitoreo proactivo automatizado

Un aspecto clave para la construcción de servicios en la nube privada para mantener a disponibilidad del servicio es tener una gran solución para el monitoreo de la salud general de tu TI que alerte sobre los eventos clave y los pasos de automatización para la remediación proactiva, incluida la conmutación por error proactiva. Para conseguir maximizar los servicios en la nube privada, debes seleccionar la infraestructura que rastree y alerte sobre los parámetros operativos clave.

4. Gestión de la continuidad de negocios

Puedes reducir tus RTO y mejorar los RPO programando la creación de puntos de recuperación basados en SAN. Respalda tus datos: instantáneas y archivos SAN y utiliza replicación basada en almacenamiento, ya sea sincrónica o asincrónica, para asegurarte de que si se produce un error en el sitio se pueden minimizar las interrupciones del servicio.

5. Administración de infraestructura integral

La integración administrativa permite conducir procesos repetibles en toda su infraestructura para simplificar la prestación de servicios TI y garantizar la coherencia de la aplicación.

6. Aprovisionamiento de carga de trabajo integral

El aprovisionamiento de la carga de trabajo permite administrar los ciclos de vida a nivel del clúster y de la máquina virtual (MV) en todos los grupos de recursos compartidos que definen una gama de niveles de servicio. Este elemento de estructura clave en la nube privada ayuda a ejecutar las tareas en cada fase del ciclo de vida de la carga de trabajo.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información