Contenido Premium | Noticias  

BYOD: 4 ideas erróneas sobre movilidad en tu empresa

La movilidad empresarial es un activo para potenciar la productividad en los negocios. Ya en 2014, un 20% de los presupuestos en TI se destinaron a iniciativas de movilidad. Y es que, las organizaciones eficientes del siglo XXI deben adaptar sus modelos de gestión a las necesidades de las personas que las componen y adoptar modelos de movilidad empresarial. Fruto de esta necesidad está avanzando con fuerza el fenómeno BYOD.
movilidad

El mercado está repleto de proveedores de soluciones de movilidad y cada uno de ellos dispone de una oferta diferenciada que aborda parte del reto, de movilidad general. Sin embargo estas soluciones independientes suele traer consigo un entorno informático, más complejo, costoso y divido así como un nivel de riesgo inadmisible.

 

1. La administración de dispositivos móviles (MDM) es todo lo que necesita para los programas BYOD

Es una evidencia que, en la actualidad, trabajar en remoto no implica perder productividad. Para conseguirlo, es necesario apostar por una canalizador que gestiona, controla y da soporte a los dispositivos móviles de las empresas. Además, un 44% de las compañías que han apostado por un programa de movilidad empresarial afirman que implementar políticas para la seguridad de los programas BYOD resulta esencial para evitar infracciones relacionadas con la seguridad.

El primer paso para abordar la seguridad, dentro de los programas BYOD, reside en implementar una solución de MDM. Es cierto que la MDM permite contrarrestar determinadas amenazas, como por ejemplo la posibilidad de borrar datos de un dispositivo sustraído, pero en realidad el MDMno  cumple con todos los requisitos necesarios para implementar una estrategia de movilidad  en tu empresa.

El reto dentro del fenómeno BYOD, destinado a abordar las deficiencias de las soluciones de MDM, se basa en que los administradores de sistemas apuesten por una solución que no solo permita la administración de dispositivos móviles, sino que también incluya otros aspectos relacionados con la seguridad por capas y la cobertura para todos los puntos finales

 

2. Las tabletas solo resultan útiles como dispositivos complementarios en las empresas

Pese a que un 70% de los trabajadores que utilizan tabletas en el trabajo afirman que estos dispositivos mejoran su productividad, según una investigación llevada a cabo por Dell y Microsoft, los responsables empresariales y de tecnología informática siguen considerando que las tablets son incapaces de reemplazar a los ordenadores en un uso diario dentro del entorno laboral.

Esta visión pesimista del rol de las tablets en el espacio laboral ha frenado su implementación, pese a que en muchas ocasiones son los propios trabajadores quienes las solicitan. Los departamentos informáticos de las compañías que han apostado por programa BYOD continúan considerándolas problemáticas, basándose en un criterio básico: muchos proyectos de movilidad emplean tablets para consumidores, es decir, no diseñadas para su uso empresarial. Sin embargo, las mejores tabletas para empresas pueden ser toda una apuesta de valor.

 

3. La movilidad es una pesadilla para la seguridad en las organizaciones altamente reguladas

Otra idea errónea dentro del fenómeno BYOD. Es una realidad que la movilidad empresarial ha supuesto un aumento del riesgo en seguridad, sobre todo en organizaciones de sectores altamente regulados, como el sanitario, el de servicios financieros y el minorista, donde las infracciones acarrean daños irreparables al propio modelo de negocio. Sin embargo, también movilidad y ciberseguridad pueden trabajar de la mano .

El equilibrio entre el cumplimiento normativo y la implementación de programas BYOD es fundamental para conseguir que este tipo de fenómeno no afecte a la seguridad. Se trata de encontrar una forma en la que los responsables informáticos de estos sectores altamente regulados controlen quién tiene acceso a determinados datos corporativos, qué pueden hacer los usuarios con esos archivos en sus dispositivos móviles, cómo modificarlos...

 

4. Es demasiado difícil ofrecer aplicaciones específicas para un trabajo fuera de la oficina

Debido al diferentes motivos: coste, complejidad, problemas de seguridad… la mayoría de las empresas solo invierten en soluciones de movilidad para los empleados que menos las necesitan: empleados que no maximizan el poder del fenómeno Bring Your Yown Device para maximizar su productividad (sólo consultan el correo electrónico, contactos...).

Desafortunadamente, muchas organizaciones empresariales carecen de recursos internos para desarrollar y preparar aplicaciones para entornos móviles adecuados a las necesidades de ese tipo de empleado móvil que realiza la mayor parte del trabajo fuera del entorno físico (incluso muchas veces viajando).

En definitiva, superar las barreras del fenómeno BYOD se basa en diseñar e implementar una estrategia de movilidad que se adapte a los requisitos tecnológicos, los objetivos empresariales y las necesidades de los empleados.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información