Data Center | Noticias  

El estrecho camino por el que discurre el futuro de la tecnología

El recorrido de las TI en la historia de la humanidad es muy corto; una realidad que, a menudo, nos impide llegar a prever cuál es el futuro que deparan a las actuales tecnologías digitales.
futuro
Redacción DealerWorld

Para llegar a comprender de qué modo la tecnología va a transformar sus propios procesos para convertirse en algo totalmente diferente a lo que conocemos hoy hemos de remontarnos a diciembre de 1959, un momento en el que Richard Feynman, físico de la American Physical Society, sentó las bases de la nano-tecnología.

Un nanómetro es la mil millonésima parte de un metro y, las tecnologías del futuro, implican el desarrollo de modelos TI a nivel de nano escala. Esto quiere decir que, en el terreno de la salud, por ejemplo, los médicos emplearán minúsculos robots del grosor de una cuarta parte de un cabello humano, que podrán ser programados para viajar por el interior del cuerpo de una persona en busca de células cancerígenas (por ejemplo), y suministrar los medicamentos con un nivel de precisión sin precedentes.

“Hay espacio de sobras al fondo de la habitación”, así titulaba Feynman a su discurso del 59 que daba paso al nacimiento de la nano-tecnología. Lo que quería transmitir este prestigioso físico era una predicción que señalaba que los ordenadores serían desarrollados a partir del uso de electrones como hace la espintrónica, que maneja corrientes de espín en nanoestructuras que asocian materiales magnéticos y no magnéticos, en el que es capturado el espín del electrón para pasar a ser el controlador del procesamiento computacional.

Los ordenadores tradicionales son binarios: encendido o apagado; uno o cero.  No obstante, los ordenadores cuánticos emplean bits cuánticos, que son capaces de existir en un número infinito de superposición de estados. Pero, cuando la clasificación se realiza a nivel cuántico, los resultados muestran extrañas conclusiones, como situar a una misma partícula en más de un lugar, de forma simultánea; o el entrelazamiento cuántico, que se produce cuando las partículas dependen unas de otras, lo que implica que el movimiento de una de ellas afecta a otras, incluso aunque éstas se encuentren a cientos o miles de kilómetros de distancia unas de otras.

De hecho, el entrelazamiento cuántico se aplica entre dos partículas, incluso si están separadas por años luz de distancia. La implicación de esta ciencia en la tecnología informática, en la que la velocidad de proceso depende del tiempo que tarda la información en viajar, es realmente profunda.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información