Data Center | Noticias  

La elección del servidor más adecuado para cada negocio (parte II)

La implementación de tecnología de servidor de última generación ha de realizarse de manera inteligente, lo cual significa que 'poner un pie en la nube' no siempre es la mejor opción para todos los negocios.
ciso
Redacción

Elegir el tipo de servidor que mejor se adapta a las necesidades de cada negocio resulta fundamental a la hora de maximizar el potencial del sistema, y conseguir que la empresa mejore sus procesos y reduzca la factura de gasto IT.

Los servidores basados en cloud tienen la capacidad de mejorar eficiencias en los negocios de un modo continuado e invisible, para posibilitar el acceso a una gran variedad de posibilidades que actúan en pro del ahorro de tiempo y dinero. Este tipo de servicios han ser utilizados como si estuviesen alojados en las mismas instalaciones de la empresa usuaria, con la finalidad de asegurarse de que el proveedor elegido va a poder garantizar los niveles de seguridad necesarios. También resulta conveniente contactar con otros clientes del proveedor para informarse acerca de la reputación de la empresa, antes de firmar cualquier contrato.

Posicionados en la cúspide de los servidores físicos que basan su arquitectura en capas de procesadores, memoria y almacenamiento se encuentran los hipervisores. Este sistema operativo básico se comporta como un jefe, atribuyendo recursos de hardware a servidores virtuales situados en las capas superiores. El proceso garantiza elevados niveles de flexibilidad sin la necesidad de requerir inversiones adicionales fundamentadas en la instalación de múltiples servidores físicos.

Cada servidor virtual permanece aislado del resto de servidores, incluso aunque se encuentre situado en el mismo espacio del servidor físico; de manera que, si algún servidor virtual sufriese algún tipo de avería, el resto de servidores seguiría trabajando sin ninguna afectación.

En lo relativo a qué tipo de hipervisor emplear, las empresas que utilizan las aplicaciones de servidor de Microsoft estarán más a favor de la solución Hyper-V, que ha sido optimizada para los servidores de Windows.

También es importante tener en cuenta que, desde el momento en el que todas las aplicaciones parten de un único servidor, aparecería un punto de fallo que daría con la caída de todo el sistema. Los hipervisores, sin embargo, actúan replicando servidores virtuales a través de distintos hosts de una forma más simple y, aunque el proceso pudiese incrementar los costes de hardware, mayor sería la confianza en la solidez de la infraestructura gracias a que evitaría que un fallo en el hardware hiciese caer toda la infraestructura TI de la empresa.

Realizar el paso hacia la búsqueda de la mejor opción puede ser una labor extenuante en un primer término, pero existen multitud de opciones asequibles para todo tipo de empresas.

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información