Data Center | Noticias  

¿Qué exigen las empresas a sus sistemas de almacenamiento?

En la actualidad, las empresas deben adaptarse continuamente para ser competitivas. La gran cantidad de datos generados en todos sus departamentos (contabilidad, gestión, marketing, i+d, etc.) les obliga a apostar por sistemas de almacenamiento eficientes y potentes y a poseer una sólida infraestructura capaz de implementar cada uno de sus procesos empresariales. Por eso es muy importante saber qué es lo que exigen y necesitan las empresas en lo referente a sus sistemas de almacenamiento para ofrecerles las soluciones más eficaces.
Almacenamiento
Redacción

Sistemas de almacenamiento: historia y retos actuales


Desde hace más de veinte años las empresas han centrado parte de sus esfuerzos económicos y humanos en la puesta en marcha de sistemas de almacenamiento potentes. Los basados en hardware tradicional han dominado el mercado durante mucho tiempo siendo la opción principal en la mayoría de los casos a pesar de tener muchas limitaciones. Sin embargo, la proliferación de sistemas abiertos y el terremoto de la virtualización de servidores permitió ofrecer muchas funcionalidades avanzadas, incluidas la estructuración por niveles, el aprovisionamiento dinámico, la clonación, la replicación, la desduplicación y la integración de aplicaciones gracias a los llamados “sistemas de almacenamiento compartido”.
 

Aunque los sistemas de almacenamiento compartido siguen utilizándose se enfrentan a dos problemas. El primero es que ocupan mucho espacio en los centros de datos actuales. El segundo, que únicamente se adaptan óptimamente a entornos en los que el crecimiento de datos es predecible y cuando las cargas de trabajo y su coexistencia con servidores y redes puede planificarse con suficiente antelación, algo que cada vez es menos probable debido a la gran cantidad de datos que generan, por ejemplo, la nube, las redes sociales, los grandes centro de datos o la tecnología móvil.


¿Por qué las empresas necesitan hacer cambios en sus sistemas de almacenamiento?

Los cambios a los que se enfrentan las empresas en lo referente a sus sistemas de almacenamiento de datos son importantes por dos motivos: 1- Las empresas son entidades basadas en datos. La información es fundamental en la toma de cualquier decisión empresarial esté relacionada con la eficiencia y la optimización de recursos, con la competitividad y la expansión o con la innovación técnica o tecnológica. Por eso deben seguir un ciclo constante de retroalimentación de la información basado en la posibilidad de recibir y almacenar datos y convertirlos en información procesable y útil.

2- Las empresas trabajan con diferentes tipos de datos que, además, provienen de distintas fuentes. La combinación es variable tanto en los tipos de datos como en los formatos en los que aparecen. Por eso las empresas deben crear aplicaciones de bases de datos que administren conjuntos estructurados, servidores para ejecutar esas aplicaciones y sistemas de almacenamiento para los datos objenidos, y deben estar preparados para su implementación a cualquier nivel. Estos “paquetes” de datos pueden ser estructurados, no estructurados e híbridos (también conocidos como semiestructurados).

En este sentido las empresas deben lidiar con cambios constantes en un ecosistema en el que la previsibilidad y la coherencia no son las principales características y en el que hacer previsiones tanto de presupuestos como de capacidad y rendimiento de los servicios es cada vez más complicado.


¿Qué buscan las empresas en un sistema de almacenamiento?


Debido a la división de los sistemas de almacenamiento en bloques, archivos y objetos optimizados en función de su capacidad y rendimiento (es decir, debido a la cantidad de datos y a sus diferentes formatos) las empresas necesitan comprar una gran cantidad de productos de almacenamiento que respondan a sus cargas de trabajo sacando el máximo partido a sus inversiones. Por ello buscan en sus proveedores soluciones integrales que satisfagan sus necesidades de rendimiento, disponibilidad, asistencia y escalabilidad, valores que las soluciones de almacenamiento tradicional no satisfacen de forma eficaz.
Los principales objetivos de las empresas y que a la vez son los principales retos de los proveedores de sistemas de almacenamiento según datos de 2014 son:

- Capacidad
- Integración de servidores en redes
- Rendimiento
- Seguridad (periodos de copias de seguridad)
- Complejidad de la gestión

Por otra parte las empresas y organizaciones buscan:

- Sistemas de almacenamiento tradicionales basados en arquitecturas modernas y que ofrezcan los mismos beneficios del SDS.
- Adoptar un enfoque más ágil en la adquisición y gestión de estos sistemas (o lo que es lo mismo, una infraestructura rentable).
- Estructuras y sistemas de almacenamiento compartido. Debido a la cantidad de datos mantener diferentes “silos” para almacenamiento, procesamiento y red puede no ser eficaz.
- Optimizar sus centros de datos con el aprovisionamiento de una nube y con la gestión y distribución automatizada de los mismos.
Todas estas necesidades llevan a las empresas a buscar infraestructuras basadas en software en las que el almacenamiento es el componente principal.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información