Noticias | Noticias  

Migración de Windows Server 2003, una cuestión de seguridad

Muchas empresas aún no han acometido la transición a la nube. Sin embargo, no son conscientes del problema de seguridad al que se enfrentan. Y más si tenemos en cuenta que el 14 de julio finaliza el soporte a Windows Server 2003.

Una reciente encuesta de BetterCloud concluye que para 2020, un 62% de los cerca de 1.500 encuestados tendrán su tecnología completamente adaptada a la nube. ¿Y el resto? Esa es la pregunta. En algunos casos no hay intención por falta de recursos económicos, en otros por desinformación, y en otros, sencillamente, porque no les interesa. Con ser una posición problemática la de los tres grupos, la de los últimos es especialmente grave. Y explicamos el porqué.

Muchas empresas todavía confían sus estructuras a servidores internos para ejecutar todos sus procesos: contabilidad, pedidos, almacenamiento, comunicaciones, etcétera. Y el mayor problema al que esas empresas se enfrentan, más allá de subirse o no a la nube, es el fin del soporte de Windows Server 2003, previsto para el 14 de julio. La encuesta de BetterCloud revela que sólo el 8% de los encuestados tiene la intención de mantener este sistema operativo más allá de su fin de vida. El 72%, mientras, sí teme problemas de compatibilidad con sistemas y servicios en caso de proceder a su actualización. Y algunos ni siquiera han dado el paso.

Una vez Microsoft deje de prestar soporte, muchas empresas no podrán conseguir actualizaciones ni parches de seguridad para servidores que soportan cientos de miles de gigabytes de información. Y lo que es peor: vulnerables a una gran cantidad de amenazas. Amén de los problemas de hardware y las compatibilidades con el software, que también pueden aparecer en cualquier momento.

La solución es clara: actualizar a una versión más evolucionada de Windows Server, como la 2012 ―la de Windows Server 2008 también se quedará sin soporte en pocos años―. Y eso implica también una renovación del servidor, optar por modelos nuevos, con mejores características y aptos para afrontar los retos más exigentes. ¿Esto qué supone? Pruebas, migraciones de datos, problemas de incompatibilidades… ¿Alternativa? La migración a la nube, que también implica unos costes de traslado de la información, interrupción del servicio, el coste del nuevo proveedor…

En definitiva, sólo hay dos opciones: proceder a la renovación que el fin del soporte de Windows Server 2003 trae consigo, o no hacer nada. Y desde luego, esta última es la menos recomendable por los riesgos que entraña para los datos de una empresa.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información