Puesto de trabajo | Noticias  

3 maneras de aplicar la cultura de BYOD en las organizaciones

Adoptar BYOD como cultura es un buen modo de actualizar una empresa; una práctica que va a llevarla a descubrir nuevas maneras de modernizarse, y a explorar métodos y modos de colaboración productiva más relacionadas con la innovación.
Movilidad
Redacción

La tendencia creciente relacionada con la integración de los dispositivos móviles de los empleados en la infraestructura TI de las organizaciones va emparejada a beneficios relacionados con la mejora de la productividad, pero no está exenta de ciertos riesgos en el plano de la seguridad.

Para llevar a cabo un proceso de implementación Bring Your Own Device en una organización, existen tres modelos de aproximación, que han de llevarse a cabo de forma progresiva.

Sin restricciones pero con soporte de la compañía: Este modelo de BYOD presenta un escenario en el que los empleados pueden utilizar sus dispositivos para entrar en la plataforma IT de la empresa siempre que lo consideren conveniente, tanto para trabajar como para utilizar en modo personal, en tanto que la empresa emplea un modo de soporte para este tipo de uso.

Con restricciones y soporte de la empresa: A través de este modelo de BYOD, los empleados solo pueden utilizar los dispositivos personales para el trabajo que figuran en la lista que elabora la organización.

Sin restricciones ni soporte organizacional: En este caso, los empleados podrán utilizar los dispositivos personales que prefieran a través de la infraestructura TI de la organización, pero la empresa no proporciona servicios de soporte al trabajador por el uso de su terminal móvil. Este último modelo es el menos recomendable, dado que podría derivar en vulnerabilidades que podrían desencadenar potenciales brechas de información, y dejar al descubierto endpoints que diesen entrada a virus y malware.

Pros y contras de BYOD

Las empresas se ven rápidamente compensadas en el momento inicial de aplicar un plan BYOD por el ahorro que representa en la adquisición de hardware, y más aún en el momento de renovar los dispositivos. Sin embargo, las empresas han de tener en cuenta que este ahorro inicial puede verse “empañado” por los costes adicionales en que más adelante incurrirá la empresa cuando trate de dar soporte a los dispositivos de los empleados a través del software adecuado.

Además del gasto a la hora de encajar las aplicaciones que mejor se adaptan a las necesidades de empresa y empleados a la hora de integrar BYOD, las empresas han de tener en cuenta que los servicios de soporte individuales para uso en el trabajo resultan siempre más caros que las tarifas corporativas.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información