Puesto de trabajo | Noticias  

Convergencia tecnológica: cómo afrontan las empresas la migración

Aunque la operabilidad o, mejor dicho, la interoperabilidad sigue siendo prioritario a la hora de elegir un proveedor, las organizaciones y las empresas también tienen en cuenta otros factores como la flexibilidad y la compatibilidad de componentes o, lo que es lo mismo: que sean capaces de amoldarse a la movilidad de la sociedad y a posibles implementaciones en el futuro.
convergencia tecnológica

La migración tecnológica se realiza, por norma general, en diferentes fases. Las empresas deben tener en cuenta que no se trata de algo puntual (como puede ser actualizar un servidor), sino de un cambio que afecta a todos los sistemas de la empresa y a la forma de gestionar los datos, cuyos beneficios y ventajas pueden cuantificarse a medio-largo plazo.
Lo habitual es que la migración se realice, al menos, en dos fases: 

- una primera migración orientada a los sistemas internos de la empresa, o lo que es lo mismo, a su infraestructura informática.
- una implementación orientada a los sistemas de utilizan los usuarios.


El motivo de realizar la migración en diferentes fases se lleva a cabo para que, en un primer momento, sea el propio personal informático de la empresa quien tenga la oportunidad de conocer el sistema y así poder detectar problemas y dificultades que puedan encontrarse durante la implementación. Éste método “prueba-error” también sirve para que la migración al nuevo software se realice de forma segura. Después de la segunda fase y dependiendo de la planificación y del roadmap de la empresa puede haber una o varias ampliaciones.


Aunque se establezcan diferentes fases el objetivo final de las empresas tiende a ser la migración total. El orden de implementación de aplicaciones al sistema convergente dependerá de las prioridades de cada empresa, que podrá aumentar según sus necesidades tanto la estructura diseñada para aplicaciones específicas como la potencia de procesamiento o la capacidad de almacenamiento de su base de datos. Cualquier implementación será vista como un desafío aunque asegurará un aumento del ROI (máximo rendimiento de la inversión) y así es como debe plantearse.
 

¿Qué problemas identifican las empresas relacionados con la convergencia y cuáles son las mejores opciones para solucionarlos?
 

A la hora de realizar la migración, muchas empresas se plantean cuestiones como qué aplicaciones migrar primero y dónde centrar sus esfuerzos o qué problemas pueden encontrarse en la fase de implementación. Pero, además, existen otras cuestiones relacionadas con la identificación de “convergencia” con un único proveedor.


Muchas empresas se han acostumbrado a trabajar con sistemas abiertos y, a veces, se resisten a “regresar” a los sistemas registrados, lo que implica depender de un único proveedor. Aunque a algunas empresas (alrededor de un 17%) les preocupe este hecho para la gran mayoría es una ventaja, ya que un único punto de contacto es sinónimo de simplicidad y claridad en la asistencia y evita conflictos de responsabilidad entre proveedores. Por otra parte, los sistemas de convergencia, gracias a su estado integrado, permiten que sus componentes tengan una única interfaz y eso facilita su gestión y supervisión. Un 42% de las empresas valoran esto de manera positiva ya que de esta forma la visión de todo el sistema es global y su implementación, al menos estéticamente, resulta más sencilla.


Renovarse o morir: ventajas de la convergencia para las empresas


“Renovarse o morir” es un dicho que se aplica a muchas facetas de la vida y que tiene una vigencia constante en todo lo vinculado con la tecnología. Los sistemas convergentes combinan servidor, sistema de almacenamiento, redes y datos en un único sistema práctico y accesible, lo que permite hacer una gestión más eficaz, ahorrar tiempo y aprovechar recursos; de  modo que realizar la migración es una decisión que toda empresa debe plantearse en uno u otro momento.
 

La principal ventaja de los sistemas convergentes es que la empresa depende de un único proveedor. Esto permite una gestión más fácil del sistema, un servicio técnico más especializado y rápido y una implementación segura de aplicaciones. De hecho los sistemas convergentes han sido diseñados para admitir sistemas actuales y futuros, por lo que son muy flexibles. Utilizar un único proveedor garantiza, además, la interoperabilidad y la compatibilidad total entre el total de sus componentes.


Por otra parte, una empresa medirá el éxito de su migración en función diferentes factores como que el nuevo software reemplace de una forma segura al anterior y que esto se traduzca en una mejora en el funcionamiento y en la adaptación al nuevo escenario tecnológico y, la convergencia, es fundamental para conseguirlo.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información