Puesto de trabajo | Noticias  

La popularidad creciente de las mini-torres

A muchos usuarios les preocupa las grandes dimensiones que presentan los ordenadores tradicionales de torre cuando llega el momento de cambiar de PC. ¿Por qué no optar por una mini-torre en un mercado plagado de opciones?
Dell
Redacción

Los PC de formato mini-torre se están convirtiendo en los ordenadores desktop más populares del mercado en la actualidad. Consisten en versiones de dimensiones más reducidas con respecto a los típicos PC en torre, y ocupan un espacio mucho más reducido dado que han sido diseñados para liberar espacio en el escritorio del usuario. A la hora de adquirir una mini-torre, conviene tener en cuenta ciertas ventajas y desventajas en mente.

Beneficios

Desde la perspectiva estética, los PC en formato de mini-torre son más agradables a la vista y se adaptan más fácilmente al entorno, dependiendo del diseño del espacio al que van destinados. Por ejemplo, la extensa gama cromática y el cuidado diseño que ha aplicado Dell a sus mini-torres las con vierten en un elemento integrable en una gran diversidad de escenarios. Si bien el factor estético seguramente no es el más importante cuando se decide la compra de un ordenador, puede convertirse en decisivo cuando la máquina cumple con los requerimientos que demanda el usuario, y además es perfectamente integrable en un espacio desde el punto de vista estético.

El tamaño sí importa. Las mini-torres son mucho más pequeñas que las torres de los desktop habituales y, por ese motivo, pueden ser colocadas sobre una mesa de escritorio ocupando un espacio mínimo.

La portabilidad representa también una gran ventaja asociada a las mini-torres. Su tamaño más reducido les confiere un menor peso con respecto a las torres tradicionales, lo que significa que, si el usuario se desplaza, la mini-torre puede llevarse a cualquier lado y usarse cuando se necesite.

Desventajas

Su reducido tamaño también resulta un handicap, lo que significa que presenta ciertas limitaciones de potencia con respecto a las torres tradicionales. Otro inconveniente de las mini-torres tiene que ver con las restricciones en la ventilación que suele presentar el sistema, lo cual da como resultado una reducción de la capacidad de refrigeración con el consecuente sobrecalentamiento del PC.

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información