Puesto de trabajo | Noticias  

Retos que plantea la VDI como tecnología hiperconvergente

La virtualización, en todas sus diferentes vertientes, se ha convertido en uno de los pilares de crecimiento y expansión que crece al amparo de la inversión tecnológica de muchas empresas. Las ventajas de contar con escritorios virtuales en una organización empresarial son muy diversas: eficiencia, seguridad, flexibilidad, ahorro de costes... pero también presenta algunos retos.
SIM virtual
Redacción

El incremento registrado en el uso de VDI a menudo ejerce presión sobre la infraestructura tradicional como consecuencia de diversos factores. Ésta es un área donde la capacidad de ampliación constituye un requisito clave para las infraestructuras de escritorio virtualizadas (VDI), y donde los requerimientos para alcanzar las cualificaciones HCIA pueden ayudar a hacer frente a las adversidades.

En este contexto, la VDI (Virtual Desktop Infrastructure) configura una realidad presente en grandes empresas de todos los sectores; pero todavía exige una serie de retos que abordar a la hora de maximizar su potencial en las empresas.

Una infraestructura conformada por componentes independientes debe configurar y personalizar cada uno de esos componentes para la carga de trabajo individual, como VDI. En una infraestructura de diseño tradicional es necesario asignar a las máquinas virtuales los números de unidad lógica y los volúmenes de almacenamiento. Con los cambios habituales en los requisitos de almacenamiento, mantener esa alineación a lo largo del tiempo resulta una tarea exigente y compleja.

Otro reto de una tecnología hiperconvergente es el sobreaprovisionamiento del almacenamiento. Las organizaciones de tecnología informática deben adquirir e implementar almacenamiento suficiente para satisfacer las necesidades previstas para 12 ó 18 meses después: una tarea dotada de una complicación tan elevada como poco efectiva, si tenemos en cuenta que añadir más almacenamiento a una red SAN tradicional no constituye la solución ideal.

La VDI también plantea otros retos. Por ejemplo, los picos de uso que se ocasionan en el caso de los arranques simultáneos pueden sobrecargar temporalmente una infraestructura que no esté optimizada para lidiar con las características de rendimiento específicas de VDI, en especial cuando la cantidad de escritorios virtuales se amplía de forma drástica y de manera previsible. Pero, ¿cómo conseguimos mitigar ese impacto?. Con los appliances de infraestructura hiperconvergente, mediante un conjunto de características combinadas (como la asignación de niveles de almacenamiento, el proceso de almacenamiento en memoria caché y la compatibilidad con niveles de rendimiento más altos en las unidades de estado sólido en comparación con los discos duros tradicionales).

La infraestructura hiperconvergente de Dell ofrece también otras respuestas a los retos de VDI. Por ejemplo, los clientes pueden comenzar con un programa piloto que admita una cantidad de usuarios relativamente baja, y después aumentarla de forma drástica, a miles de usuarios. Resulta de gran utilidad en organizaciones empresariales escalables y que crecen con gran rapidez (este tipo de organizaciones suelen tener necesidades concretas: añadir más empleados, equiparlos con escritorios virtuales). Esto no solo permite que la capacidad de ampliación sea más fácil que con otros diseños de infraestructura, sino que su principal valor añadido reside en que la infraestructura hiperconvergente simplifica la gestión de las máquinas virtuales en entornos con usuarios dinámicos.

Soluciones hiperconvergentes de Dell para afrontar los retos de la virtualización

La implementación de una infraestructura hiperconvergente es una solución de gran valor para los retos de VDI porque permite que las empresas dediquen a sus cargas de trabajo de VDI un appliance de infraestructura rentable, fácil de gestionar y con capacidad de ampliación. Las soluciones hiperconvergentes son capaces de responder a los problemas que existen en torno a la VDI, como por ejemplo el tiempo que se consume en la implementación y el aprovisionamiento de escritorios virtuales nuevos, la previsibilidad de costes en entornos crecientes, la capacidad de ampliación a medida que evolucionan las necesidades de la carga de trabajo y de la empresa, los retos de rendimiento provocados por situaciones como los arranques simultáneos y la gestión de VDI mediante una arquitectura definida por software.

A medida que la virtualización en general y VDI en particular se convierten en elementos cada vez más comunes en las empresas, las organizaciones de tecnología informática necesitan arquitecturas de soluciones nuevas a fin de optimizar la capacidad de ampliación, la visibilidad y la previsibilidad de costes en sus cargas de trabajo de VDI. Las soluciones hiperconvergentes están optimizadas mediante la incorporación de software dedicado para cargas de trabajo individuales, como VDI. Como resultado de ello, estas soluciones responden a requisitos de VDI exigentes ya que ofrecen una capacidad de ampliación esencial, una visibilidad mejorada y previsibilidad de costes a medida que aumenta la cantidad de máquinas virtuales en la empresa.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información