Seguridad | Noticias  

La barrera más resistente a las ciberamenazas reside en el conocimiento de los empleados

Desde el recepcionista al CEO, todos los trabajadores de una organización han de prestar mucha atención en materia de ciberseguridad. La tecnología ya no discurre en un entorno cerrado y limitado al departamento de TI de las empresas, lo que implica que todos los miembros del 'staff' constituyen en sí mismos un nodo potencial de entrada a hackers dentro del sistema.
hacking
Redacción

Los casi dos tercios de empresas que se ven obligadas a enmendar los estragos producidos por ataques perpetrados en sus redes pone de manifiesto que todas las organizaciones han de desplegar estrategias de seguridad para mantener su información a salvo.

Hoy, más que nunca, las empresas tienen que afrontar ciberataques de toda índole en su actividad cotidiana. Un estudio llevado a cabo por ComTIA en nuevas tendencias en ciberseguridad afirmaba que el 70% de los negocios ubicados en Gran Bretaña había sufrido al menos una brecha de seguridad durante 2016, en tanto que el 11% de empresas británicas había experimentado más de 10 brechas de seguridad durante el mismo periodo; un resultado que refleja un crecimiento del 2% en ciberataques con respecto al año 2015 en Reino Unido, y sitúa a este país en la primera posición de la lista de empresas más ‘ciberatacadas’ de Europa.

El mantenimiento de la seguridad en los datos no puede llevarse a cabo con un sistema “todo en uno”, dados los diferentes factores que han de tenerse en consideración. En cualquier caso, un paso fundamental que toda empresa ha de realizar en materia de seguridad, consiste en asegurarse de que todos sus empleados han sido informados y/o han recibido formación en torno a ciertas políticas de ciberseguridad que han de rodear su actividad del día a día.

El error humano es el factor que rodea a la mayoría de brechas en los sistemas TI

El estudio de CompTIA corrobora que el 60% de los ciberataques que sufren los negocios de Reino Unido se debe principalmente a que factor humano ha estado detrás; un fenómeno al que acompaña una laxación generalizada en la adopción de políticas de seguridad por parte de los equipos IT de las empresas. Demasiado a menudo, son los empleados quienes facilitan la entrada al malware por haber utilizado un USB de origen dudoso o desconocido, haber entrado en enlaces maliciosos, o haber caído en la trampa de ataques comunes como el phishing.

Con un panorama repleto de ciberataques en crecimiento e intensidad en el horizonte, las organizaciones necesitan más que nunca asegurarse de que cada miembro del equipo dispone de todo lo necesario para prevenir ataques y saber cómo reaccionar en el caso de que se produzca una brecha. Los ciberataques cambian constantemente, y todos los miembros de las empresas han de estar informados de su existencia; no únicamente el departamento de TI.

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información